Con trazo firme

Herramientas e ideas para traductores: «Y tú, ¿cómo lo haces?»

Con trazo firme peq

El pasado sábado tuve el gran placer de asistir a uno de los cursos que organiza Con trazo firme (@contrazofirme), una empresa dedicada a la formación continuada de profesionales de la traducción.

En esta ocasión, podría decirse que han sido tres cursos en uno, ¡qué suerte! Tres ponentes, tres charlas, tres oportunidades para ampliar conocimientos: «Y tú, ¿cómo lo haces?», herramientas muy útiles para el día a día del traductor.

Andrew Steel, Alicia Martorell y Berna Wang nos deleitaron con su sabiduría en este encuentro madrileño. Considero que este tipo de cursos-charlas-ponencias-llámalocomoquieras son de las que más se aprende, puesto que el orador habla desde su propia experiencia; vamos, todo un lujo.

Empezamos la jornada con la participación de Andrew Steel (@AndrewHStee), a quien tuve la suerte de conocer en la última cena navideña de Asetrad (¿veis como estos saraos vienen de perlas y además son divertidísimos?). Nos adentró en el desconocido mundo de los programas de reconocimiento de voz y empezó lanzando la siguiente pregunta: ¿Por qué la mayoría de los traductores no utilizan todavía programas de reconocimiento de voz? 

Andrew nos habló de varios programas; por un lado, los integrados en sistemas operativos y, por otro, los externos y de pago. Analizamos sus utilidades, ventajas y desventajas, así como los accesorios necesarios para sacarle el mayor partido posible a esta herramienta.

El tema se abordó desde el punto de vista de la traducción y se compararon los programas que vienen integrados en Windows y Mac y los externos, como Dragon (disponible para ambos sistemas operativos). Además, Andrew explicó las diferencias en cuanto a idiomas, compatibilidad y precisión.

Como resumen de esta charla, podríamos destacar las tres ventajas que suponen el uso de los programas de reconocimiento de voz a la hora de crear el borrador (primera fase del proceso de traducción):

  1. Proporcionan una mayor productividad: al igual que con las herramientas TAO o la traducción automática, gracias a los programas de reconocimiento de voz el traductor trabaja más rápido (al menos, en la primera fase), de modo que el tiempo que ahorra puede dedicarlo a aceptar más proyectos o a otros quehaceres diarios.
  2. En la mayoría de los casos, mejora el estilo de la redacción: cuando estás dictando, controlas al 100 % la calidad de la traducción. Muchos usuarios que traducen con este tipo de programas creen que su estilo (de traducción) mejora cuando dictan porque, de este modo, la mente evita que se cometan calcos o expresiones que no son verdaderamente idiomáticas; en otras palabras: el traductor no se pega tanto al TO.
  3. Salud y comodidad: estos programas son la solución perfecta para los que tienen problemas de cervicales, articulaciones, etc. Gracias a ellos, apenas hace falta teclear o estar sentado durante horas y horas en una silla (por muy ergonómica que sea) para que tu día sea todo lo productivo que necesitas. Basta con tener unos buenos auriculares y un poco de paciencia a la hora de entrenar al programa para poder traducir de la forma que más cómoda te resulte.

Cuadro comparativo reconocimiento de voz

Después de la pausa (¡con piscolabis incluido!), empezamos el segundo módulo de la mano de Alicia Martorell (@aliciamartorell). Archiconocida en el gremio, tocó un tema de suma importancia para el traductor autónomo y cualquier persona informatizada que precie su labor: las copias de seguridad.

Seguramente, todo aquel que lea esta entrada hace una copia de seguridad de su ordenador o, al menos, de los archivos y carpetas que considera más valiosos. Pero, ¿a cuántos os ha fallado al mismo tiempo el ordenador y el disco duro en donde teníais la copia? Pues a mí sí, true story. En ese momento, no sabes si reír o llorar de la impotencia, desesperación e incredulidad. Desde aquella vez, ya no me fío de un único disco duro…

La charla de Alicia me tranquilizó, pues descubrí que no soy la única neurótica de las copias de seguridad y que hay más gente que guarda sus archivos en distintos soportes ante la posible catástrofe informática.

SugarSyncAl igual que Alicia, yo también utilizo la nube para almacenar copias de seguridad. Ella se centró en la plataforma SugarSync, la cual considero una de las mejores no solo como soporte para copias de seguridad, sino también para sincronizar información entre varios ordenadores y dispositivos.

SugarSync es una herramienta muy útil (de pago, aunque merece la pena) para aquellos que trabajan con dos (o más) ordenadores. Gracias a ella, puedes tener tres estupendas copias de seguridad al sincronizar las carpetas que desees en su nube: el ordenador donde se encuentran los originales, la plataforma virtual de SugarSync (a la cual subes esas carpetas) y el ordenador con el que las sincronizas. Y si además utilizas un disco duro para almacenar copias de seguridad locales para cada uno de los dos ordenadores… ¡cinco copias! ¿quién puede perder su información con tal escudo?

Cada cual que organice sus copias de seguridad como prefiera; lo importante es definir previamente:

  • El perímetro: ¿qué es lo que va a entrar en mi(s) copia(s) de seguridad?
  • El soporte: ¿dónde voy a realizar la(s) copia(s) de seguridad?
  • La periodicidad: ¿cada cuánto voy a hacer la(s) copia(s) de seguridad?

Por último (y no por ello menos importante), salió al estrado Berna Wang (@BernaWang), traductora, especialista en budismo tibetano, escritora, gestora de redes y un larguísimo etcétera. Nos habló de su experiencia como community manager con el fin de mostrarnos las diferentes formas de posicionamiento profesional en la red: LinkedIn, Facebook, Twitter, About.me

Si tuviera que quedarme con una sola idea de su charla (llena de información y consejos), elegiría el uso de la herramienta TweetDeck. Se trata de una página desde la que puedes organizar la información de Twitter en columnas y mediante filtros: por grupos, intereses, usuarios, etiquetas… Se trata de una herramienta muy útil para aquellos que gestionan varias cuentas y, sobre todo, debido a la gran cantidad de información o tuits que aparecen en el muro en cuestión de minutos. No sabía de su existencia hasta que Berna nos habló de ella y, precisamente, siempre he pensado que uno de los problemas de Twitter es lo complicado que me resulta encontrar tuits que he leído hace unos minutos, así que… ¡ya tengo deberes para esta semana!

Con respecto a la difusión de mensajes a través de distintas redes sociales, yo utilizo Buffer. Es gratuita y te permite conectar una cuenta de cada una de las redes en las que tienes perfil (si pagas, puedes conectar más). De este modo, puedes compartir mediante un solo click todas aquellas entradas y artículos que te interesan y que deseas difundir por tus redes sociales. No es necesario escribir lo mismo cuatro veces para que llegue por distintos canales. Con Buffer conectas los perfiles que desees y, si quieres publicar algo o compartir una entrada, basta con que lo escribas ahí. Además, cuenta con otra opción que para mí es de gran utilidad (y para muchos gestores): ¡permite programar la fecha y hora de publicación!

Buffer

Berna también habló de Feedly, un lector RSS (como lo fue en su momento Google Reader). Mediante esta plataforma, recibes en tu cuenta las nuevas publicaciones y noticias de las páginas que más te gustan. De esta forma, no necesitas acceder cada mañana a tus páginas favoritas para comprobar si hay algo nuevo publicado; Feedly lo hace por ti. Puedes organizar la información en carpetas y, a medida que accedes a las nuevas publicaciones, Feedly las va marcando como leídas.

Feedly

Como parte de mi rutina, cada mañana leo las noticias de las páginas que más me interesan y, después, comparto en mis redes sociales las más interesantes y útiles. Con Feedly y Buffer puedo hacer esta actividad a diario y apenas me lleva tiempo. Feedly permite realizar multitud de acciones con los artículos publicados: enviarlos por correo electrónico, guardarlos en Pocket para leerlos más tarde, compartirlos en determinadas redes sociales o en Buffer (para poder compartirlos en varias redes a la vez)…

Como se puede observar, ha sido una jornada la mar de completa, con muchas ideas para mejorar nuestra rentabilidad y organización profesional. Estos cursos son muy positivos, sobre todo en un gremio tan colaborador y «apañado» como es el de la traducción.

¡Gracias, @contrazofirme! ¡Hasta pronto!

Con trazo firme - próximos cursos