Herramientas e ideas para traductores: «Y tú, ¿cómo lo haces?»

Con trazo firme peq

El pasado sábado tuve el gran placer de asistir a uno de los cursos que organiza Con trazo firme (@contrazofirme), una empresa dedicada a la formación continuada de profesionales de la traducción.

En esta ocasión, podría decirse que han sido tres cursos en uno, ¡qué suerte! Tres ponentes, tres charlas, tres oportunidades para ampliar conocimientos: «Y tú, ¿cómo lo haces?», herramientas muy útiles para el día a día del traductor.

Andrew Steel, Alicia Martorell y Berna Wang nos deleitaron con su sabiduría en este encuentro madrileño. Considero que este tipo de cursos-charlas-ponencias-llámalocomoquieras son de las que más se aprende, puesto que el orador habla desde su propia experiencia; vamos, todo un lujo.

Empezamos la jornada con la participación de Andrew Steel (@AndrewHStee), a quien tuve la suerte de conocer en la última cena navideña de Asetrad (¿veis como estos saraos vienen de perlas y además son divertidísimos?). Nos adentró en el desconocido mundo de los programas de reconocimiento de voz y empezó lanzando la siguiente pregunta: ¿Por qué la mayoría de los traductores no utilizan todavía programas de reconocimiento de voz? 

Andrew nos habló de varios programas; por un lado, los integrados en sistemas operativos y, por otro, los externos y de pago. Analizamos sus utilidades, ventajas y desventajas, así como los accesorios necesarios para sacarle el mayor partido posible a esta herramienta.

El tema se abordó desde el punto de vista de la traducción y se compararon los programas que vienen integrados en Windows y Mac y los externos, como Dragon (disponible para ambos sistemas operativos). Además, Andrew explicó las diferencias en cuanto a idiomas, compatibilidad y precisión.

Como resumen de esta charla, podríamos destacar las tres ventajas que suponen el uso de los programas de reconocimiento de voz a la hora de crear el borrador (primera fase del proceso de traducción):

  1. Proporcionan una mayor productividad: al igual que con las herramientas TAO o la traducción automática, gracias a los programas de reconocimiento de voz el traductor trabaja más rápido (al menos, en la primera fase), de modo que el tiempo que ahorra puede dedicarlo a aceptar más proyectos o a otros quehaceres diarios.
  2. En la mayoría de los casos, mejora el estilo de la redacción: cuando estás dictando, controlas al 100 % la calidad de la traducción. Muchos usuarios que traducen con este tipo de programas creen que su estilo (de traducción) mejora cuando dictan porque, de este modo, la mente evita que se cometan calcos o expresiones que no son verdaderamente idiomáticas; en otras palabras: el traductor no se pega tanto al TO.
  3. Salud y comodidad: estos programas son la solución perfecta para los que tienen problemas de cervicales, articulaciones, etc. Gracias a ellos, apenas hace falta teclear o estar sentado durante horas y horas en una silla (por muy ergonómica que sea) para que tu día sea todo lo productivo que necesitas. Basta con tener unos buenos auriculares y un poco de paciencia a la hora de entrenar al programa para poder traducir de la forma que más cómoda te resulte.

Cuadro comparativo reconocimiento de voz

Después de la pausa (¡con piscolabis incluido!), empezamos el segundo módulo de la mano de Alicia Martorell (@aliciamartorell). Archiconocida en el gremio, tocó un tema de suma importancia para el traductor autónomo y cualquier persona informatizada que precie su labor: las copias de seguridad.

Seguramente, todo aquel que lea esta entrada hace una copia de seguridad de su ordenador o, al menos, de los archivos y carpetas que considera más valiosos. Pero, ¿a cuántos os ha fallado al mismo tiempo el ordenador y el disco duro en donde teníais la copia? Pues a mí sí, true story. En ese momento, no sabes si reír o llorar de la impotencia, desesperación e incredulidad. Desde aquella vez, ya no me fío de un único disco duro…

La charla de Alicia me tranquilizó, pues descubrí que no soy la única neurótica de las copias de seguridad y que hay más gente que guarda sus archivos en distintos soportes ante la posible catástrofe informática.

SugarSyncAl igual que Alicia, yo también utilizo la nube para almacenar copias de seguridad. Ella se centró en la plataforma SugarSync, la cual considero una de las mejores no solo como soporte para copias de seguridad, sino también para sincronizar información entre varios ordenadores y dispositivos.

SugarSync es una herramienta muy útil (de pago, aunque merece la pena) para aquellos que trabajan con dos (o más) ordenadores. Gracias a ella, puedes tener tres estupendas copias de seguridad al sincronizar las carpetas que desees en su nube: el ordenador donde se encuentran los originales, la plataforma virtual de SugarSync (a la cual subes esas carpetas) y el ordenador con el que las sincronizas. Y si además utilizas un disco duro para almacenar copias de seguridad locales para cada uno de los dos ordenadores… ¡cinco copias! ¿quién puede perder su información con tal escudo?

Cada cual que organice sus copias de seguridad como prefiera; lo importante es definir previamente:

  • El perímetro: ¿qué es lo que va a entrar en mi(s) copia(s) de seguridad?
  • El soporte: ¿dónde voy a realizar la(s) copia(s) de seguridad?
  • La periodicidad: ¿cada cuánto voy a hacer la(s) copia(s) de seguridad?

Por último (y no por ello menos importante), salió al estrado Berna Wang (@BernaWang), traductora, especialista en budismo tibetano, escritora, gestora de redes y un larguísimo etcétera. Nos habló de su experiencia como community manager con el fin de mostrarnos las diferentes formas de posicionamiento profesional en la red: LinkedIn, Facebook, Twitter, About.me

Si tuviera que quedarme con una sola idea de su charla (llena de información y consejos), elegiría el uso de la herramienta TweetDeck. Se trata de una página desde la que puedes organizar la información de Twitter en columnas y mediante filtros: por grupos, intereses, usuarios, etiquetas… Se trata de una herramienta muy útil para aquellos que gestionan varias cuentas y, sobre todo, debido a la gran cantidad de información o tuits que aparecen en el muro en cuestión de minutos. No sabía de su existencia hasta que Berna nos habló de ella y, precisamente, siempre he pensado que uno de los problemas de Twitter es lo complicado que me resulta encontrar tuits que he leído hace unos minutos, así que… ¡ya tengo deberes para esta semana!

Con respecto a la difusión de mensajes a través de distintas redes sociales, yo utilizo Buffer. Es gratuita y te permite conectar una cuenta de cada una de las redes en las que tienes perfil (si pagas, puedes conectar más). De este modo, puedes compartir mediante un solo click todas aquellas entradas y artículos que te interesan y que deseas difundir por tus redes sociales. No es necesario escribir lo mismo cuatro veces para que llegue por distintos canales. Con Buffer conectas los perfiles que desees y, si quieres publicar algo o compartir una entrada, basta con que lo escribas ahí. Además, cuenta con otra opción que para mí es de gran utilidad (y para muchos gestores): ¡permite programar la fecha y hora de publicación!

Buffer

Berna también habló de Feedly, un lector RSS (como lo fue en su momento Google Reader). Mediante esta plataforma, recibes en tu cuenta las nuevas publicaciones y noticias de las páginas que más te gustan. De esta forma, no necesitas acceder cada mañana a tus páginas favoritas para comprobar si hay algo nuevo publicado; Feedly lo hace por ti. Puedes organizar la información en carpetas y, a medida que accedes a las nuevas publicaciones, Feedly las va marcando como leídas.

Feedly

Como parte de mi rutina, cada mañana leo las noticias de las páginas que más me interesan y, después, comparto en mis redes sociales las más interesantes y útiles. Con Feedly y Buffer puedo hacer esta actividad a diario y apenas me lleva tiempo. Feedly permite realizar multitud de acciones con los artículos publicados: enviarlos por correo electrónico, guardarlos en Pocket para leerlos más tarde, compartirlos en determinadas redes sociales o en Buffer (para poder compartirlos en varias redes a la vez)…

Como se puede observar, ha sido una jornada la mar de completa, con muchas ideas para mejorar nuestra rentabilidad y organización profesional. Estos cursos son muy positivos, sobre todo en un gremio tan colaborador y «apañado» como es el de la traducción.

¡Gracias, @contrazofirme! ¡Hasta pronto!

Con trazo firme - próximos cursos

Anuncios

Reseña del curso de Traducción jurídica y económica de Cálamo&Cran

Esta entrada la dedico a comentar mi experiencia en el curso de Traducción jurídica y económica (inglés-español) con Cálamo&Cran.

Muchos de los licenciados en Traducción e Interpretación recibimos en su momento formación especializada en este ámbito de especialidad. No obstante, con el paso del tiempo, es necesario refrescar conocimientos e incluso ampliarlos.

Hace dos meses me apunté a este curso de especialización, impartido en su totalidad en línea, por recomendación de otros compañeros. Uno de los puntos más positivos de este curso es la profesora que lo imparte: Ruth Gámez.

Ruth es licenciada en Derecho (especialista en traducción jurídica) y Traductora-Intérprete Jurada de inglés. Desde el año 2000 trabaja como traductora, llevando a cabo numerosos proyectos de traducción en el ámbito jurídico empresarial. Escribe entradas realmente interesantes en el blog de la página web Traducción Jurídica. Además de impartir clases con Cálamo&Cran, también es profesora del Máster en Traducción Jurídico – Financiera de la Universidad Pontificia Comillas.

Conocí (indirectamente) a Ruth y a su compañero, Fernando Cuñado, en el último congreso de Asetrad. Ambos impartieron uno de los talleres: «La traducción de los contratos: dificultades y casos prácticos». Realmente disfruté del tiempo que estuve aprendiendo de ellos y, quizá, esto fue lo que hizo que me decidiera a apuntarme finalmente al curso de Cálamo&Cran.

El curso de especialidad en Traducción jurídica y económica, como ya he dicho, se imparte íntegramente mediante su plataforma de cursos en línea. De este modo, los alumnos tienen tres meses para realizar todas las lecturas, actividades, traducciones… Se imparten varios temas sobre traducción jurídica y otros sobre económica/financiera. En total, el curso consta de diez módulos y cada uno de ellos contiene documentos teóricos y explicativos (a nivel conceptual, comparativo y terminológico), ejercicios para afianzar conceptos y textos para traducir.

Aunque no todos los textos que se traducen los corrige la profesora (en algunos casos se proporcionan plantillas para poder comparar la versión elaborada con la propuesta), se lleva a cabo un control continuado del avance de los alumnos.

Una de las cosas más positivas de este curso es precisamente la disponibilidad de la profesora. En varios casos, a medida que leía los documentos teóricos, me surgían dudas que comentaba con Ruth mediante correo electrónico. En plazos muy pequeños tenía una respuesta desarrollada y con enlaces a información adicional sobre el tema en cuestión.

Hormiga C&C
Mi opinión personal con respecto a este curso es verdaderamente positiva. Hemos estudiado en profundidad conceptos tan relevantes y peliagudos de la traducción como la grandísima diferencia entre los dos ordenamientos jurídicos, los diversos tipos de Derecho (tales como el de familia, el de testamentos, el de contratos…). También abordamos el tema de la traducción del trust, los tipos de sociedades y su creación en distintos países, los mercados financieros, el funcionamiento del comercio internacional… Como se puede observar, se estudian temas muy diversos y en profundidad, de modo que se adquiere una amplia visión sobre cada uno.

Por último, como ejercicio final y para poder obtener el certificado pertinente, hay que entregar un glosario terminológico elaborado a partir de la materia estudiada en todos los temas del curso. Es recomendable trabajar en esta última actividad desde el principio y, sobre todo, «enriquecer» el glosario con toda la información posible. Así, al finalizar, el alumno dispone de un recurso de grandísima utilidad para la realización de traducciones especializadas en el ámbito jurídico-económico. Toda la terminología estudiada estará recogida en este glosario, con definiciones, ejemplos y fuentes. Sin duda alguna, yo acudiré a este recurso en futuros proyectos de traducción.

Como recomendación, indico a continuación los campos que decidí añadir para cada una de las entradas (términos) del glosario, como ya dije, con el objetivo de crear un recurso que realmente sea útil para la traducción:

  • Término en inglés.
  • Término en español: correspondencia más adecuada en español (varias propuestas en algunos casos en función del contexto).
  • Definición en español: definiciones propuestas en los documentos teóricos del curso o en otros recursos, tales como el Diccionario de términos jurídicos de Espasa Calpe. Añado no solo definiciones, sino comentarios sobre la traducción y los argumentos mediante los cuales el término en cuestión tiene diversas traducciones en función del contexto.
  • Fuente de la definición (en español) proporcionada en el apartado anterior.
  • Definición en inglés: definiciones propuestas en los documentos teóricos del curso o en otros recursos, tales como el Oxford Dictionary of Law o el Black’s Law Dictionary.
  • Fuente de la definición (en inglés) proporcionada en el apartado anterior.
  • Ejemplos: oraciones en inglés con su equivalente más adecuado en español en las que se encuentra el término o la frase con su traducción al español (sobre todo en el caso de fraseología, para entender bien el contexto en el que se traduce).
  • Campo léxico (ejemplo: fraseología, traducción de la frase, falso amigo, etc.).
  • Campo temático general: por ejemplo, si es un término propio (aunque no exclusivo) de contratos en general – derecho de contratos (en función del temario del curso).
  • Campo temático específico: por ejemplo, si dentro del campo temático “contratos” o “derecho de contratos”, el término en cuestión se encuadra dentro de los “contratos de arrendamiento” (en función del temario del curso).
  • Unidad: la unidad, el texto o el anexo en donde ha aparecido el término, la frase o la expresión en cuestión (en función del temario del curso).
  • Ámbito de especialidad: indicación de si el término, la frase o la expresión en cuestión pertenece (no de forma exclusiva, sino en función del temario del curso) a la traducción jurídica, la traducción económica, la traducción jurídico-económica o traducción económica-financiera.

Añado aquí un extracto del glosario que elaboré (originalmente en un Excel) en formato de ficha terminológica (al pinchar encima de cada una de las fichas, se abren en un tamaño mayor para su posible lectura):

Trust instrument - Glosario TJE

Redemption - Glosario TJE

Settlor-  Glosario TJE

DATOS DE INTERÉS:

  • Nombre del curso: Traducción jurídica y económica
  • Empresa organizadora: Cálamo&Cran
  • Combinación de idiomas: inglés y español
  • Duración del curso: 3 meses (60 horas aprox.)
  • Profesora: Ruth Gámez
  • Precio del curso: 350 € (con un descuento de 30 € para estudiantes, antiguos alumnos, parados, menores de 26, inscritos en más de un curso de la misma convocatoria, miembros de asociaciones de corrección y traducción)
  • El programa completo del curso puede verse en la pestaña contenido de esta página.
  • Descripción del curso (extracto obtenido de la página de Cálamo&Cran):

Este curso de traducción jurídica y económica recoge los aspectos más importantes de estas dos especialidades, cada vez más demandadas. En él estudiarás las principales dificultades que presentan los textos jurídicos y económicos, sus problemas de traducción y las estrategias más adecuadas para enfrentarte a ellos.

Practicaremos realizando ejercicios de comprensión y traduciendo textos «reales» que te ayudarán a ganar seguridad y confianza.

PRUEBA DE ACCESO. Antes de iniciar el curso, realizamos una prueba de nivel a todos los candidatos, con el fin de valorar sus conocimientos y asegurarnos de que realizarán el curso con aprovechamiento.

C&C logo

Premios MEDES 2014 – Lengua y ciencia: una relación histórica e inseparable

Otro año más, he tenido la gran suerte de poder asistir a la entrega de los Premios Medes. Se celebró en la Asociación de la Prensa de Madrid el pasado 18 de noviembre de 2014.

Como ya expliqué el año pasado, estos premios conforman una de las muchas iniciativas que promueve la Fundación Lilly. Tal y como afirman, se crearon con el objetivo de «reconocer en el ámbito de los países de habla hispana aquellas iniciativas que favorecen la utilización del español en la comunicación del conocimiento de las ciencias de la salud en general y del conocimiento médico en particular, así como a las instituciones o entidades que hacen posible el logro de estos objetivos.»

Este año, bajo la presidencia de Javier Ellena (presidente de la Fundación Lilly), se entregaron los premios MEDES-MEdicina en ESpañol a la plataforma PyDeSalud y a la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). La primera, PyDeSalud, «Participa y decide sobre tu salud», es una plataforma que promueve el conocimiento; ganó el premio a la Mejor iniciativa en el fomento del uso del idioma español en la divulgación del conocimiento científico. Por otro lado, el premio a la Mejor institución o entidad destacada en la promoción y difusión de la publicación Médica en Español fue otorgado a SESPAS, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria.

Durante este evento, las entidades ganadoras tuvieron la oportunidad de poder explicar el proyecto que desarrollan en defensa del español como lengua de divulgación científica.

PyDeSalud ganó el merecido premio por su originalidad y carácter participativo en la salud y la relevancia que otorga al español como idioma tanto escrito como hablado. Esta plataforma tiene el compromiso de conseguir que los pacientes participen en las decisiones sanitarias; este objetivo aporta conocimiento científico a la sociedad. Además de ser un derecho de los pacientes, su decisión puede proporcionar un gran beneficio para ellos mismos, así como para el sistema sanitario de la salud. Los investigadores suelen comenzar sus estudios de investigación a partir de inquietudes propias; no obstante, muchas veces no se es consciente de lo valioso que es incorporar también las del paciente.

SESPAS, por su parte, es una sociedad que cuenta con una larga y exitosa trayectoria en la producción de publicaciones biosanitarias; su revista, Gaceta Sanitaria, en español, contribuye a la formación sanitaria, pues forma parte del material de enseñanza y referencia en España. Esta revista permite el acceso a contenidos científicos en español: promueve y difunde el español científico. Además, la sociedad ha contribuido de distintas maneras a la difusión de la publicación médica en español mediante la organización de congresos sobre epidemiología y salud pública. SESPAS se preocupa por facilitar la información a los medios de comunicación para que se transmita a la sociedad. Está a la vanguardia de la salud pública y preventiva y se muestra en constante relación con los medios de comunicación.

En esta última edición de los Premios MEDES, tuvimos la suerte de poder escuchar una interesante y muy instructiva conferencia magistral pronunciada por el profesor Francisco Javier Puerto Sarmiento, catedrático de Historia de la Farmacia, director del Museo de la Farmacia Hispana y miembro de la Real Academia de la Historia. Durante su ponencia, «Idioma, ciencia y poder», Francisco Javier hizo que juntos recorriéramos todo la historia que, a su paso, ha ido dejando la ciencia; su huella a través de distintas sociedades y el uso del idioma predominante a lo largo de toda su evolución histórica. El ponente comentaba que, si aceptamos que la ciencia forma parte de la cultura, la estamos relacionando directamente con la lengua. Por ello, hay tener muy en cuenta la conexión directa que existe entre ambas. Hoy en día, todos los estudiosos saben que la ciencia posee un lenguaje universal; no obstante, es muy importante no confundirlo con la lengua que la mayoría de los científicos han adaptado para comunicarse con mayor facilidad entre ellos: el inglés. La defensa del español como lengua de divulgación científica en España es crucial. Parece que nos rendimos ante el inglés, sin darnos cuenta de la importancia de nuestro idioma en el paradigma institucional a nivel mundial. Con gran acierto, el profesor Francisco Javier afirma que el español necesita ver su lengua enriquecida por el lenguaje científico; para ello, es necesario que existan diccionarios y publicaciones científicas en español. Un maravilloso ejemplo de ello es el Diccionario de Términos Médicos de la Real Academia Nacional de Medicina. También es importante fortalecer las instituciones científicas, que ayudan a fomentar el uso del idioma en este ámbito tan sumamente especializado. «La defensa del idioma debe ser prioritaria en todas las instituciones españolas», explicaba Francisco Javier.

Medes 2014

El proyecto MEDES va mucho más allá de los premios: cuentan con cursos, seminarios, conferencias… así como con una maravillosa y creciente base de datos terminológica y de referencias bibliográficas especializada en el ámbito sanitario.

Esta base de datos, muy útil para traductores e intérpretes especializados en el ámbito médico-sanitario, es una herramienta en línea, de código abierto y gratuita; su principal cometido es proporcionar a profesionales sanitarios, expertos en documentación biosanitaria, especialistas de traducción de textos biosanitarios, periodistas especializados en el ámbito de la salud, etc. un potente recursos de consulta bibliográfica en español. Permite recuperar publicaciones médicas y proporciona accesos directos a los textos completos de los registros de los que se compone. La base de datos MEDES posee 80.000 publicaciones (50 materias distintas) y 70.000 artículos en español.

Quiero terminar citando de nuevo al profesor Francisco Javier quien, como colofón a su maravillosa conferencia, mencionó la iniciativa MEDES:

MEDES es, además de práctica, una iniciativa patriótica, porque anima a los científicos a poder expresarse en su idioma y ayuda a colocar a nuestro país en un lugar adecuado. Nuestro idioma forma una parte esencial de nuestra cultura y, por tanto, de nuestra ciencia.